Desde que comenzó el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo el transporte de mercancías por carretera se ha convertido en un sector estratégico y esencial para asegurar el suministro de alimentos, materiales hospitalarios, combustibles y todo tipo de avituallamientos para ciudadanos e industrias.

Esta situación ha motivado que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) haya decidido flexibilizar muchas de las normativas que reglamentan esta actividad. Una de las normativas que más se ha visto afectada es aquella relacionada con los tiempos de conducción y descanso.

Cambios en los tiempos de conducción y descanso.

A través de una Resolución Ministerial publicada en el BOE el viernes 13 de marzo se hacía saber que durante la crisis sanitaria los transportistas estarían exentos de cumplir la normativa de tiempos de conducción y descanso. El objetivo que se persigue con esta medida es que no se produzcan desabastecimientos de alimentos, material sanitario o cualquier otro producto de primera necesidad.

Por tanto, hasta el próximo 31 de mayo la jornada laboral de los transportistas de mercancías podrá llegar a las 11 horas. Hasta que comenzara la crisis del COVID-19 tan sólo se admitían un máximo de diez horas dos días a la semana.

Por otra parte, los descansos diarios también se han visto reducidos a consecuencia del Estado de Alarma. Según el MITMA estos tiempos se podrán reducir de 11 a 9 horas.

estado-alarma-transporte-mercancías-por-carretera-estrategico

Otras medidas adoptadas para el transporte de mercancías por carretera.

En este mismo sentido, desde el comienzo del Estado de Alarma se han modificado otras normativas y reglamentación que afecta al transporte de mercancías por carretera.

Por un lado, han quedado suspendidas todas las restricciones al tráfico para camiones pesados (más de 7,5 toneladas). Al mismo tiempo los transportes especiales y los megacamiones de 60 toneladas y 25,25 metros pueden circular sin necesidad de autorizaciones complementarias.

En cuanto a los conductores, se ha extendido hasta el final del Estado de Alarma la validez de las tarjetas de tacógrafo caducadas a partir del 6 de marzo. Simultáneamente, el MITMA ha decidido que todas las autorizaciones administrativas relacionadas con los conductores serán válidas hasta 70 días después de finalizado el Estado de Alarma. La única excepción serán los Certificados de Aptitud Profesional (CAP) que seguirán siendo válidos durante al menos 120 días.

Para terminar, en relación con los carnés de mercancías peligrosas y los títulos de consejero de seguridad que hayan caducado, su validez se extenderá hasta finales de noviembre.

Más noticias de Reloj de Arena Comunicación sobre Transporte y Logística: