Nextem Metro es la primera gama de vehículos industriales eléctricos presentada por el Grupo Invicta Motor. La gama la componen dos modelos, el Metro y el Metro HI, cuya MMA es de 3.500kg y se pueden conducir con el carnet B.

Los vehículos industriales Metro están pensados para el reparto de última milla gracias a su etiqueta “Cero Emisiones” y a sus cuatro posibilidades de configuración: chasis cabina, caja abierta Pick-up, caja basculante y furgón cerrado.

Además, su pequeño tamaño, 3,69 metros de largo y 1,10 metros de ancho, le convierten en la solución perfecta para el desplazamiento dentro del entono urbano sin sacrificar capacidad de carga, pues ofrecen hasta 500 kg de carga útil y cinco metros cúbicos en volumen.

La gama Metro está disponible con dos tipos de baterías, una de 13kW y otra de 26kW, que permiten autonomías de hasta 270 kilómetros. Por su parte, los tiempos de recarga varían entre las seis y las diez horas en función de la batería equipada y con un sistema de carga rápida pueden reducirse a la mitad.

Pese a ser sencillo en equipamiento, Metro es un altamente tecnológico. De serie incluye equipamiento como la cámara trasera, un sistema de sonido con Bluetooth y USB y un sistema de autodiagnóstico que gestiona el sistema operativo y las baterías detectando automáticamente averías, aislando problemas internos y enviando una alerta al conductor. Opcionalmente, Metro puede equiparse con aire acondicionado, avisador de marcha atrás y un sistema telemático que permite el seguimiento y monitoreo de los vehículos.

Además, Nextem Metro también es un vehículo fiable y seguro pues se ha desarrollado cumpliendo los estándares de seguridad europea. Su chasis es acero y los bastidores incluyen refuerzos en las áreas críticas para proteger a los pasajeros y las baterías. Una serie de vigas de acero longitudinales y transversales distribuyen uniformemente la energía del impacto para proteger al máximo la zona de los pies del conductor.

Los vehículos Nextem Metro cuentan con ABS y frenos de disco en las ruedas delanteras, lo que ofrece una frenada constante y una distancia de frenado más corta que otros vehículos de su segmento, un requisito para vehículos pensados para el reparto de última milla dentro del entorno urbano.

 

Te puede interesar: