El pasado 1 de Septiembre entró en vigor en Europa el nuevo sistema de medición de emisiones (RDE) para turismos y vehículos comerciales con motor de combustión. Se trata de una prueba a nivel mundial realizada en condiciones reales de tráfico real en carretera. Este RDE medirá las emisiones de NOx así como los niveles de partículas emitidas.

El sistema de medición de emisiones afecta a todos los vehículos

El RDE complementa al protocolo WLTP en el momento de determinar el consumo y las emisiones de CO2. Además, es aplicable a todos los vehículos, sean de la categoría que sean.

En Septiembre de 2018 este nuevo sistema de medición de emisiones comenzó a ser aplicado en turismo y vehículos comerciales de pequeño tamaño. Ahora, y desde el pasado 1 de Septiembre también será aplicable para vehículos comerciales de mayor tamaño y capacidad de carga.

Además, está previsto que el RDE se endurezca con los años. En 2021 se espera que los límites de emisiones sean todavía más restrictivos.

La sostenibilidad requiere inversión

Hace más de una década desde que la Comisión Europea aprobara la normativa Euro. Tras aquel acuerdo tuvieron que desarrollarse nuevas tecnologías y sistemas que han contribuido a reducir las emisiones de NOx y partículas a la atmósfera.

sistema de emisiones RDE - Reloj de Arena Comunicación

Actualmente, los motores diesel son capaces de eliminar casi el 100% de las partículas sólidas emitidas a través de los sistemas de filtrado. Por su parte, los vehículos, en general, emiten hasta un 84% menos de óxidos de nitrógeno.

Anfac, la patronal española que agrupa a fabricantes de automóviles y vehículos industriales de nuestro país, calcula que para hacer cumplir las nuevas normativas el sector de la automoción ha tenido que invertir 50.000 millones de euros en tan solo cinco años.

Frente al esfuerzo de los fabricantes se encuentra el envejecimiento del parque automovilístico español. Los 12,4 años de media es uno de los mayores obstáculos para reducir las emisiones de gases y partículas a la atmósfera.

Por su parte, Faconauto, la asociación de concesionarios y distribuidores, reclama al gobierno y a Europa medidas que ayuden a la renovación del parque automovilístico. Con ellas se quitarían de la circulación los vehículos más antiguos y contaminantes y se sustituirían por modelos de combustión más modernos o, incluso, híbridos y eléctricos.

Te puede interesar: