El eDumper o Elektro Dumper es un vehículo credo por la empresa suiza Ciments Vigier S.A. y ostenta el título de ser el vehículo eléctrico más grande del mundo gracias a sus 9,36 metros de largo, 4,24 metros de ancho y 4,40 metros de alto.

Este coloso se utiliza para el transporte minero y puede cargar hasta 65 toneladas de material sin emitir ni un solo gramo de CO2. A diferencia de sus homólogos con motor de combustión, el eDumper ahorra a la atmósfera cerca de 130.000 toneladas de gases y partículas contaminantes al año y unos 83.000 litros de combustible según la CNN, medio que se hizo eco ce la noticia.

Si trasladamos este ahorro de combustible a cifras vemos como la partida de gastos disminuye gracias al eDumper. Teniendo en cuenta que el precio medio del litro de gasóleo en Suiza es de 1,67 euros, al año podemos llegar a ahorrarnos cerca de 140.000 euros. Eso si, el cálculo no es preciso al 100% dado que no contempla el gasto de recarga eléctrica del vehículo.

El eDumper equipa un motor eléctrico que desarrolla más de 780 CV con un par máximo de 1.000 Nm. Este motor está asociado a un sistema de frenada regenerativa que permite generar energía cuando el vehículo está en movimiento. Esto supone que mientras más carga se transporte más haya que frenar y, por tanto, más energía se produzca. De hecho, según la empresa fabricante, el eDumper es capaz de generar 200 kWh al día. Toda esta energía generada se almacena en una batería de iones de litio que pesa cinco toneladas y que tiene una capacidad de 700 kWh. Una cifra realmente elevada si tenemos en cuenta que los modelos de Tesla apenas alcanzan los 100 kWh.

Las únicas dudas que surgen respecto al vehículo eléctrico más grande del mundo son su autonomía y sus tiempos de recarga oficiales. No conocemos los datos acerca de los kilómetros que se pueden recorrer antes de tener que enchufar este colosal vehículo ni tampoco cuánto se tarde en recargar su enorme batería pero imaginamos que, en ninguno de los dos casos, la cifra será baja.

 

Te puede interesar: